Arquitectura Popular

Chimenea Tradicional Comarca Alto Gállego
Casa Tradicional Comarca Alto Gállego

Pasea y déjate envolver por nuestras gentes y pueblos, cuando lo hagas quizás te preguntes el porqué de este modelo rural y te evoque sentimientos pasados. Te vamos a describir ahora algunos de los elementos que han influido en este paisaje.

 

EL CLIMA

Es duro, algunos pueblos rondan los mil metros de altitud y otros los superan. Es poco frecuente ver nevar todos los meses del año, pero en verano las noches de Julio y Agosto son fresquitas. En las poblaciones de las zonas más al sur, el clima es continental; frío en invierno y cálido en verano.

Debido al tipo de clima los pueblos están mirando al sol, son casas recias, de anchos muros de piedra, pocas ventanas y sobretodo una gran chimenea, que repartía el calor por la casa, se llama “hogar”, y era la estancia donde discurría la vida cotidiana.

 

AGRICULTURA Y GANADERÍA

La ganadería y algo de agricultura de secano, fueron los recursos económicos tradicionales hasta que llegó el turismo. La trashumancia fue el gran invento. Como en invierno el ganado no puede pastar en la montaña, bajaban al valle, y luego al revés, así aprovechaban lo bueno de los dos lados.

 

EL CONTRABANDO

Pero esto no solo sucedía en nuestro lado de los Pirineos, también a “l’ autre coté”, en el lado francés era similar, lo cual confirió a estas tierras pirenaicas una unidad geográfica, aunque de dos países. Es frecuente todavía, tener familia al otro lado de la frontera. Incluso, la forma de hablar estaba próxima, el occitano y el aragonés están más cerca que el castellano y el francés.

Esto favorecería el intercambio de productos, aunque a” escondidas”, aceite por chocolate, carrillones por caballerías, en fin… el contrabando. Si indagáis un poco, os contarán historias curiosas sobre los “civiles” y lugareños.

 

EN LA ACTUALIDAD

En varios pueblos de la Comarca hay una completa señalización en cerámica que informa sobre los principales elementos de la arquitectura popular y su ubicación. Muchos de ellos todavía se conservan vivos, manteniendo su fisonomía de pueblo pirenaico.

Destacamos: Javierrelatre, Larrés, Lárrede, Sandiniés y Sallent, entre otros. Si quieres conocer como era una casa tradicional, visita el Museo de Serrablo de Sabiñánigo

Fotografía superior: Chimenea tradicional
Fotografía inferior: Entrada casa tradicional