El Territorio

Nuestro Territorio
Njuestro Territorio

Historia. Desde nuestros antepasados hasta la actualidad

Elementos como los dólmenes neolíticos encontrados en Biescas, Ibirque y distintos megalitos en el valle de Tena atestiguan que la historia del hombre sobre estas tierras, que ahora llamamos Alto Gállego, arranca desde ya muy antiguo.

Pero aunque no se tiene constancia fiable de cual podría haber llegado a ser el grado de ocupación, es seguro que no es hasta la época de la romanización cuando empiezan a situarse los primeros asentamientos importantes de población, en un asentamiento contiguo a Sabiñánigo llamado Corona de San Salvador, en una villa asentada a la orilla de la calzada que subía a los baños de Panticosa.

Posteriormente se crea en los siglos VIII y IX un distrito rural denominado Al-Yalliq; época de razias de los musulmanes, que en el 781 llegaría Adb al Rahman I a atacar Sallent.

En 1.029 García Sánchez I lega el distrito del Gállego, junto con el Condado de Aragón y otras tierras, a su hijo Ramiro, que será el primer Rey de Aragón.

Durante el periodo de la Baja Edad Media comienza la dominación de los señores feudales, destacando los Villacampa en la Guarguera, manteniendo a las gentes en muchas ocasiones bajo auténtica mano de hierro.

Los siglos venideros serán significativamente duros debido a la huella que dejan a su paso los enfrentamientos militares que se suceden, teniendo su reflejo en la destrucción y el pillaje, con consecuencias desastrosas para estas tierras. Así en 1592, los gascones – luteranos- ocupan el valle de Tena por un tiempo, lo mismo que en el siglo XVIII que comienza con el asedio del valle por las tropas austracists de la Guerra de Sucesión.

En el siglo XIX, tras la Guerra de la Independencia, se reponen los tratados de pastos o “pazerias” entre ambos lados de la frontera, y comienza a dar sus primeros pasos el turismo con los afamados Baños de Panticosa.

El siglo XX representa el empuje demográfico de Sabiñánigo, gracias a la industrialización que hace marchar a esta ciudad a las gentes de los pueblos, como consecuencia de la llegada del ferrocarril, la construcción de centrales hidroeléctricas en el valle y de algunas industrias en Sabiñánigo.

En este siglo llega de nuevo el desastre a estas tierras en forma de Guerra Civil. Las consecuencias de ésta son, independientemente del propio fenómeno de la emigración, dramáticas para la población de Serrablo, ya que esta es zona de frente.

En los años Cincuenta y Sesenta la despoblación se dispara y muchos de los pueblos se quedan vacíos, sobre todo en las zonas de Sobrepuerto y Guarguera y, posteriormente, en el valle de Tena por la construcción de pantanos, dramáticas muestras de uno de los grandes problemas que hoy en día intentan afrontar las tierras pirenaicas y el conjunto del territorio aragonés.

En la actualidad, el turismo ha logrado asentar la población en nuestra comarca dando lugar a un nuevo resurgimiento socioeconómico.

Los pueblos que componen nuestra Comarca

Formigal

Formigal

Formigal

A los pies de la estación de esquí de Formigal y a pocos kilómetros de la frontera francesa de El Portalet.

Biescas

Biescas

Biescas

Biescas está situada al comienzo del Valle de Tena a 875 m. de altura sobre un antiguo valle glacial, hoy fluvial.

Sallent de Gállego

Sallent de Gállego

Sallent de Gállego

Cabeza del Valle de Tena, se sitúa a 1305 m. de altitud, a la cola del embalse de Lanuza y bajo la Peña Foratata.

Lanuza

Lanuza

Lanuza

Se ubica a 1.281 m. de altitud, en uno de los paisajes más impresionantes de Valle de Tena.

Escarrilla

Escarrilla

Escarrilla

Pequeña población a 1.120 m de altitud, enclavada en una amplia cubeta en la confluencia de los ríos Escarra y Gállego

Sandinies

Sandiniés

Sandiniés

Pequeña y pintoresca población de unos 50 habitantes, situada a 1.294 m. de altitud, a los pies de la Sierra Partacua.

Tramacastilla de Tena

Tramacastilla de Tena

Tramacastilla de Tena

Precioso pueblo situado a 1224 m. de altitud. Está escondido entre montículos de pinares, robledales y prados, con un paisaje inigualable

Panticosa

Panticosa

Panticosa

Encantadora villa situada en el curso del Río Caldarés, a 1200 m de altitud.

Balneario de Panticosa

Balneario de Panticosa

Balneario de Panticosa

El Balneario de Panticosa es un enclave privilegiado y único. Situado a 1.636 m de altitud en el interior de la cubeta glacial del río Caldarés.

Pueyo de Jaca

Pueyo de Jaca

Pueyo de Jaca

Situado a 1.091 m. de altitud, a orillas del embalse de Búbal, en la confluencia de los ríos Gállego y Caldarés.

Piedrafita de Jaca

Piedrafita de Jaca

Piedrafita de Jaca

Piedrafita de Jaca, situado a 1242 m de altitud, a los pies de la Sierra de la Patacua, es un bello ejemplo de arquitectura tradicional pirenaica

Hoz de Jaca

Hoz de Jaca

Hoz de Jaca

Hoz de Jaca con sus 74 habitantes, se encuentra en la margen derecha del río Gállego y constituye un auténtico mirador sobre el embalse de Búbal

Yésero

Yésero

Yésero

Está situado a 1.132 m de altitud, limitado al norte por la sierra Tendeñera, al este por el puerto de Cotefablo y al sur por el monte Erata.

Gavín

Gavín

Gavín

Abriendo paso hacia el valle de Ara y Ordesa se encuentra Gavín, a 974 m de altitud, pueblo que quedó prácticamente destruido tras la guerra civil española

Sobremonte

Sobremonte

Sobremonte

Situados en el llamado Sobremonte de Biescas y a casi 1.300 metros de altitud, se encuentran los pequeños núcleos de Aso de Sobremonte, Yosa de Sobremonte y Betés.

Sabiñanigo

Sabiñanigo

Sabiñanigo

Centro de servicios, y capital de la comarca de Serrablo, situada a 698 m. de altitud

Yebra de Basa

Yebra de Basa

Yebra de Basa

Municipio situado en el prepirineo central de la provincia de Huesca, perteneciente a la Comarca Alto Gállego.

Caldearenas

Caldearenas

Caldearenas

Debe su nacimiento como casco urbano a la vía férrea, y en él se localiza el Ayuntamiento, que desde la década de los 60-70, se unió a Javierrelatre.