Paseos Ornitológicos Comarca Alto Gállego
Quebrantahuesos

Camino Natural Sallent-Lanuza

Un recorrido fácil y sencillo, para todas las edades, la distancia a recorrer son 6 km, se trata de una ruta circular de 2 horas de duración aproximadamente, alrededor del pantano de Lanuza.

Comienza por la pista asfaltada que sale de la plaza de Sallent hasta llegar el río Aguas Limpias, allí os encontraréis con el Mirlo Acuático, es una ave marrón con “babero” blanco, si tenéis suerte podréis verlo bucear.

Continuamos caminando hasta que el río Aguas Limpias se incorpora al río Gállego, lo reconoceréis porque este último tiene unas aguas más oscuras. Si andamos unos metros veremos como el río Gállego es embalsado en el pantano de Lanuza, allí es frecuente observar el Milano Real, preciosa rapaz de tamaño medio cuya silueta con la cola en forma de W es fácil de distinguir.

Despúes de pasar la perrera y un pequeño desnivel el camino se estrecha, encontraremos a la derecha la entrada a un prado, allí encontraréis un roquedo que suelen utilizar de posadero los Buitres. Con un poco de suerte podréis observar algún Buitre Leonado, la mayor de las rapaces aragonesas, alrededor de 2,50 metros de envergadura.

En primavera y verano también podemos ver aquí al Alimoche, pequeño buitre con plumaje blanco y negro, y si somos muy afortunados tendremos el placer de poder disfrutar con el vuelo de una de las rapaces más escasas y amenazadas de Europa; el mítico Quebrantahuesos.

La pista va avanzando hacia el pueblo de Lanuza, este tramo discurre por zonas abiertas, si vamos atentos podremos ver desde finales de primavera hasta el final del verano al Águila Culebrera, preciosa y gran rapaz de colores claros.

Al final de la pista giraremos a la derecha para cruzar la presa, si nos asomamos hacia la pared podremos ver durante el periodo estival los aviones roqueros, pájaros de la familia de las Golondrinas, que utilizan las pequeñas oquedades como nido.

Al final de la presa giraremos a la derecha y junto a la carretera detrás del quitamiedos tomaremos el camino de vuelta a Sallent, aquí se convierte en sendero que discurre entre bosques de sauces, tremoletas, pinos, cerezos… aquí las aves están más escondidas y son más difíciles de observar pero podemos sorprendernos con sus cantos y diferenciar cuantos distintos somos capaces de escuchar.

Podemos ir haciendo cortas paradas para hacer escuchas y ver si podemos distinguir donde están posados Pinzones, Carboneros, Mitos, Camachuelos o Mirlos serán nuestros acompañantes en nuestro paseo.

Y así casi sin darnos cuenta llegaremos al final del recorrido seguro habiendo disfrutado con las aves, el bosque y los paisajes de esta zona de la Comarca.

Fotografía superior: Sallent de Gállego
Fotografía inferior: Quebrantahuesos