5 Piscinas naturales en el Alto Gállego para refrescarte del calor

El verano es una de las mejores estaciones del año para disfrutar de los amigos, la familia, y sobre todo de nuestras merecidas vacaciones. El agua va asociada a esta estación, bien sea de las piscinas, los ríos, las badinas o el mar.

En el Alto Gállego no hay playas pero es cierto que contamos con algunas zonas en donde darse un baño natural, de esos que nos dejan como nuevos. Os vamos a enseñar 5 rincones en los que combatir el calor y conectar con la naturaleza de una manera especial.

  1. Cascada de Os Lucas: Para alcanzar este bonito e impresionante lugar debemos ir hasta la pequeña población de Orós Bajo y dejar el coche en el parking, junto al parque infantil. En este punto se coge un sendero y en apenas 30 minutos… voilà! ¡Habéis llegado! Observad el salto de agua, refrescaos y sentid como vuestro cuerpo se relaja mientras escucháis el sonido del agua. Es probable que podáis ver como muchos barranquistas descienden junto a sus aguas, pues es uno de los barrancos estrella de nuestra comarca.
  2. Pozas de Polituara: Para llegar hasta ellas hay que subir por la carretera de Biescas dirección Sallent de Gállego y tras pasar Santa Elena, girar a la derecha hacia una pista que desciende al pueblo. Aquí se debe dejar el vehículo. Seguid el camino hasta Polituara y pronto os toparéis con las aguas del Gállego para daros un buen chapuzón. El lugar tiene algo de magia y rebosa paz, así que habréis encontrado un pequeño paraíso.
  3. Pozas de Escarrilla: Badinas situadas en Escarrilla, junto al inicio del camino que va al Saldo de Escarrilla. Se puede aparcar el coche en el parking que hay junto a la boca del túnel que conduce hacia Sallent de Gállego y descender desde allí por una pequeña pista que os llevará hasta este lugar. Aguas que vienen del barranco Escarra, algo fresquitas pero perfectas para pasar los días más calurosos del verano.
  4. Las piscinas naturales del Barranco de Oliván: Están situadas en Oliván al comienzo del camino que conduce hacia Susín. Se puede llegar con el coche hasta ellas. La primera sorprende por sus aguas cristalinas pero el barranco esconde muchas más que debéis descubrir en el camino que os lleva al fondo del barranco, aunque la más grande y fresca la encontraréis al final del mismo. ¡Este lugar es una maravilla!
  5. Río Caldarés: Este río panticuto esconde zonas muy chulas para remojarse mientras disfrutáis escuchando los sonidos de la naturaleza. Hay diferentes pozas a lo largo de su recorrido, algunas de ellas muy accesibles para darse un baño.

¿Te has quedado con las ganas? Pues no dudes en venir a visitarnos, os estaremos esperando con los brazos abiertos, pero eso sí, recordar que para que podamos seguir disfrutando de estos sitios no debéis olvidad… ¡Recoger vuestra basura! Entre todos ayudaremos a mantener el entorno limpio, y así poder recrearnos en él más tiempo.

 

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.