6 Rincones que no debes perderte en el Valle d´Ossau

Miremos por donde miremos, el Pirineo es una auténtica maravilla en cada una de sus vertientes. Hoy queremos hablaros del valle d´Ossau, la parte del Pirineo francés que encontramos al cruzar por la Frontera del Portalet. Este, junto con el Valle d´Aspe, y el Valle de Barétous, forman la zona conocida como el Pirineo Bearnés.

Este lugar destaca por sus imponentes montañas, el verde de sus praderas y la frescura que se respira ya que al encontrarse en cara norte recibe abundantes precipitaciones. El Valle d´Ossau guarda algunas sorpresas que quizás muchos no conocéis y que os aconsejamos descubrir.

Se trata de un valle con un marcado carácter termal desde hace muchos años, de pueblos pintorescos, altas montañas desde las que divisar tierras lejanas, lagos glaciares con mucho encanto pero si algo llama la atención nada más cruzar Portalet es la sensación de llegar a territorio francés, su lengua, el olor a quesos artesanos, los dulces típicos… ¡¡Bienvenidos al Valle d´Ossau!!.

¿Qué no debéis perderos en este bonito lugar?

  1. Visitar el Parque Nacional de Los Pirineos. Tiene una gran superficie y multitud de senderos. Elegid el que más os guste y dejaros llevar por los caminos y bosques más espectaculares de nuestra vecina Francia.
  2. Sus puertos de montaña. Haced una parada en el Puerto de Portalet nada más salir del Valle de Tena y observad el el impresionante Midi d´Ossau, y a sus pies toda la planicie del circo d´Aneu. No olvidéis acercaros al Puerto d´Aubisque para entender por vosotros mismos, porque es una de las etapas míticas del Tour de Francia.
  3. Si buscáis algo de relax, debéis parar en el Centro Les Bains de Secours, balneario d’Eaux-Chaudes, balneario d’Eaux-Bonnes.
  4. Los amantes de la nieve estáis de suerte porque aquí se encuentra la estación de esquí de Artouste que además, en verano es uno de los lugares más visitados del Valle por su famoso Trenecito, el tren más alto de Europa que acerca cada año a miles de turistas al Lago d´Artouste.
  5. No perdáis de vista las fachadas de las casas y edificios de sus pueblos que están llenas de elementos arquitectónicos de otras épocas. Laruns es la capital del valle y merece un tranquilo paseo por sus calles. Si tenéis ocasión, acercaros cualquier sábado para disfrutar de su tradicional mercadillo semanal.
  6. Pero además cualquiera de los lagos de este valle es un rincón perfecto para sentarse a disfrutar del silencio, de un atardecer o de una tarde de paz y calma. No olvidéis visitar el lago de Castet.

¿Os apetece descubrir este valle verdad? Seguro que os va a gustar y no os vayáis de él sin probar el famoso Queso de Gabás. Si os hemos convencido y tenéis ganas de conocerlo, debéis saber que el primer fin de semana de octubre se celebra la Feria del Queso de Laruns, una fecha perfecta para descubrir este rincón del Pirineo.

 

 

 

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.