“Marzo varía siete veces al día”

Marzo es un mes de transición entre el invierno y la primavera, por esta razón se dice que el tiempo en este mes es frío como el de enero y cambiante como el de febrero. Aunque seguro que muchos de vosotros recordaréis días de marzo con un sol espléndido y temperaturas cálidas parecidas a las del mes de mayo y esta es la razón del refrán que dice: “Marzo varía siete veces al día”.

Marzo comienza con el tiempo revuelto pero es cierto que al final nos deja la primavera y con ella, los paisajes de colores, los barrancos de agua, las cascadas infinitas, las aguas cristalinas, el deshielo, las tardes largas, los atardeceres, los rayos de sol, el viento, las flores, el despertar de los animales, el nacimiento de muchas especies, las terrazas, las ganas de salir a caminar por el bosque y los planes y experiencias propias de esta estación.

La primavera es una estación del año en la que nuestro organismo se transforma. Con la llegada de los primeros rayos de sol, nos apetece más salir a la calle a caminar, practicar algo de deporte… y este sol es muy beneficioso ya que nos proporciona mucha energía y nos ayuda a liberar estrés.

Con el cambio de estación aumenta la serotonina que es la hormona que mejora nuestro estado de ánimo y nos hace estar más felices. Pero ¿Sabéis donde podéis disfrutar de los mejores paisajes primaverales? Pues en nuestra comarca, en el Alto Gállego.

Durante este tiempo no debéis perderos:

  • Las flores, hay de mil formas y colores
  • Los sonidos del bosque, el cantar de los pájaros
  • Las aguas de los ibones o pantanos, son azul turquesa gracias al deshielo
  • El cielo de colores al atardecer
  • Las estrellas ya que tenemos cielos muy limpios, perfectos para la observación
  • Los paisajes, cualquiera de nuestros miradores os cautivarán
  • Los boques y el frescor de sus árboles

¿Os venís a conocer este maravilloso lugar?

 

 

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.