Patrimonio Megalítico

Dolmen Santa Elena Comarca Alto Gállego
Patrimonio Megalítico

Durante el Paleolítico los pobladores de la Tierra vivían en abrigos rocosos o cuevas subsistiendo con todo aquello que les abastecía la naturaleza, cazando animales salvajes y recolectando plantas.

La aparición de un clima mucho más benigno determinó una evolución cultural y paisajística en la que tuvieron lugar grandes transformaciones, una revolución equiparable a la revolución industrial, ya en tiempos más modernos.

El hombre neolítico (6000 – 5000 años a.C.) cambia su forma de vida, se asienta en poblados más estables, cultivando las tierras y domesticando animales salvajes, dando lugar a sociedades cada vez más complejas. En el Neolítico final (a partir de 3500 años a.C.) se comienza a desarrollar la construcción de monumentos megalíticos.

Son numerosas y variadas las huellas de megalitismo en el Alto Gállego, ubicadas en zonas abrigadas y bien comunicadas, situándose en ocasiones al final de un congosto (dolmen de Santa Elena) o junto a caminos que son rutas de trashumancia o vías; de comunicación transitadas (dolmen de Ibirque).

 

QUE DEBES SABER…

El Menhir: Es la forma megalítica más simple. Consiste en un bloque de piedra hincado verticalmente sobre el terreno.

El Dolmen: Enterramiento colectivo que consta de dos grandes losas verticales y una horizontal sobre ellas, formando una cámara funeraria. Según sus dimensiones, los dólmenes pueden ser simples, de corredor o galerías cubiertas.

El Túmulo: Es un amontonamiento de piedras y tierra que puede albergar en su interior alguna estructura dolménica.

El Cromlech: Se trata de un circulo de piedras con un diámetro variable, aislado en ocasiones o formando conjuntos que hay que relacionar con ritos de iniciación.4

 

DONDE ENCONTRARLOS…

FORMIGAL: Urbanización de Formigal.

Se pueden encontrar restos de túmulos y dólmenes en el Barranco de Troya, un túmulo en la Corona de ros Faballons, varios túmulos en las cercanías del ibón de Culibillas y un dolmen en el Puerto Viejo de Sallent y en las cercanías del ibón de Espelunziecha.

PANTICOSA: Población de Panticosa

Aunque ya no se puede visitar el dolmen, pues no se conserva en la actualidad, se puede aprovechar la ocasión para visitar el ibón de Sabocos, cercano al antiguo emplazamiento megalítico. En la mesa de interpretación se explican las características más relevantes de este dolmen y un acceso más detallado.

TRAMACASTILLA: Población de Tramacastilla de Tena.

Se pueden encontrar túmulos, dólmenes y cromlechs, la mayoría en las cercanías del ibón de Tramacastilla, barranco de d’Ordezit y del puente sobre el barranco del Escarra.

PIEDRAFITA: Aparcamiento de Piedrafita de Jaca.

Se pueden ver túmulos en dos zonas proximas al ibón de Piedrafita; una a la derecha de la presa, donde se han contabilizado unos ocho y otra en un cercano collado en dirección sureste.

SANTA ELENA: Dolmen de Santa Elena.

En los años 30 se descubrieron dos dólmenes que fueron destruidos durante la Guerra Civil y reutilizados en otras construcciones. Posteriormente fue restaurado uno de ellos, el de mayor tamaño, que es el que se puede contemplar en la actualidad.

Acceso: Desde la N-330 y tras pasar Biescas en dirección a Francia, a la altura de la fuente de Santa Elena, se toma una pista a la derecha que en breve se bifurca. Seguir de frente hasta una explanada donde se ubica el dolmen.

DOLMEN DE IBIRQUE: Junto al dolmen de Ibirque. Tomar la pista que lleva a Nocito desde la Guarguera.

Fue descubierto en 1949 y también se le conoce con el nombre de Caseta d’as Bruxas. Es un dolmen simple con una cámara de grandes proporciones. Se encuentra en la sierra de Picardiello, divisoria de los ríos Guarga y Guatizalema, desde la que se domina una excelente panorámica de estos dos valles y una vista meridional del emblemático Tozal de Guara. Es punto de entrada al Parque Natural de la Sierra de Guara.

Fotografía superior: Dolmen Santa Elena
Fotografía inferior: Dolmen Iberque

X