Curiosidades de Todos Santos en el Alto Aragón

Henrik Johan Ibsen, dramaturgo y poeta noruego dijo:Sólo lo que se pierde es adquirido para siempre”.  Así que si muere un ser querido, será recordado durante toda la vida y de alguna manera, lo hemos adquirido. Estos días es tradicional visitar los cementerios y comer dulces típicos como los buñuelos o huesos de santo.

El año pasado dedicamos un post para hablar de la festividad de Todos Santos, de las costumbres que hoy en día mantenemos y también de la gran influencia americana con la celebración de Halloween. Calabazas, disfraces, fiestas, espectáculos de terror y el tradicional “truco o trato” vienen año tras año con más fuerza y se puede decir que ya es una fiesta instaurada en nuestro territorio sobre todo para los más jóvenes.

En esta ocasión queremos contaros algunas curiosidades sobre la noche de los difuntos y el día de Todos Santos. Tradiciones de antaño en el Alto Aragón que merecen ser recordadas y que forman parte de nuestra historia. ¡Hay lugares en el Alto Aragón que todavía celebran esta fiesta como antiguamente!. Y hay que destacar que en la provincia de Zaragoza, la pequeña población de Trasmoz, único pueblo maldito y excomulgado de España, atrae cada año a muchos turistas en estas fechas cautivados por esta celebración.

Por esta razón queremos que conozcáis algunas curiosidades y leyendas que envuelven estas fechas:

  • Si en la noche de Todos Santos paseáis por los alrededores del Albergue de El Pueyo de Jaca cuentan que todavía se puede escuchar tocando el piano a Celina, que murió la tarde de Todos Santos ahogada en el Río Caldarés con los pequeños que cuidaba.
  • Las calabazas iluminadas con velas y caras siniestras siempre se han utilizado con la intención de guiar a las almas en su camino hacia el más allá.
  • Las velas se colocan en las ventanas de las casas para alejar a las almas perdidas.
  • Siempre en esta fecha se han velado a los difuntos y las familias se reunían a comer o cenar y era típico acabar degustando postres como los huesos de santo o los buñuelos de crema.
  • Antiguamente al caer la noche en el Día de Todos Santos, nadie se atrevía a salir a la calle porque era el momento en que salían a pasera las almas que habían salido del purgatorio.

Estas son sólo algunas curiosidades de estas fechas pero seguro que vosotros tenéis alguna más, así que estaremos encantados de que las compartáis con todos nosotros.

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.