Un escondite de lo más inspirador en el Alto Gállego

Hay lugares o escondites que nos brindan momentos increíbles y que permiten que nuestro talento se ponga a trabajar y puede llegar a sacar nuestro lado más creativo. Suelen ser parajes naturales dignos de admirar, sorprendentes y que incluso muchas veces nos parece imposible que existan.

Nuestra comarca tiene muchos lugares maravillosos, de esos que crean en nosotros una grata sorpresa, pero hay un rincón especial que nos encanta por sus vistas, por su entorno y por el poder inspirador que derrocha. Podría ser tranquilamente el espacio en el que muchos artistas dieran rienda suelta a su imaginación y crearan todo aquello que tuviera que ver con la naturaleza.

Hablamos de un sitio en concreto que se encuentra en el “Camino Natural del Embalse de Lanuza”. Este sendero parte desde la bella localidad de Sallent de Gállego, justo en la entrada antes de cruzar el río, debéis pasar por una pasarela de metal construida sobre un barranco. Está bien señalizado así que no tendréis ningún problema para encontrarlo. Esta ruta bordea el embalse de Lanuza y es perfecta para hacerla con niños.

Al inicio del recorrido podéis ver vacas y caballos pastando y conforme vayáis avanzando encontraréis abedules, chopos, boges, cerezos, avellanos, sauces y muchas otras especies de árboles y arbustos que visten el paisaje. Seguís caminando un ratito y cuando menos os lo esperéis, ¡Voilà! Allí os toparéis con la impresionante Peña Foratata, a sus pies Sallent de Gállego y enmarcando su poderío, las aguas azuladas del embalse de Lanuza.

Escondite en el Valle de Tena

Es uno de los rincones imprescindibles en el Valle de Tena y donde debéis hacer un alto en el camino para admirar todo el encanto que ofrece. ¡Sentaos y dejaos llevar, sentid cada instante, retenedlo en vuestra memoria y dejad paso a vuestra imaginación y a vuestros sueños! ¡Estáis en un lugar que inspira a cualquiera!.

Veréis diferentes aves surcando el cielo, pues este lugar es bueno para observar especies como el buitre leonado, águila real, milano real y el majestuoso quebrantahuesos. Hay quien dice que sentarse en este lugar y ver un quebrantahuesos sobrevolando el embalse de Lanuza con la silueta de Peña Foratata, es una de las mejores experiencias que pueden vivirse en Los Pirineos.

Durante el camino encontraréis diferentes áreas de descanso, todas ellas con buenas vistas a Sallent de Gállego y al pueblo de Lanuza desde donde podéis hacer bellas fotografías que parecen sacadas de una postal. Sin duda es un lugar con mucho magnetismo en el que pasar una tarde o una mañana muy agradable. Es un sendero que ahora en primavera se llena de flores y le da más belleza si cabe al entorno.

Valle de Tena

Os dejamos un enlace a los datos de la ruta y unas imágenes realizadas hace unos días es este lugar: Camino Natural del Embalse de Lanuza

Escondite en el Valle de Tena

 

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.